En busca de una iglesia perfecta…

Estoy buscando una iglesia perfecta. Por eso he decidio llamar al apóstol Pablo…

– Hola! ¿Hablo con el apóstol Pablo?

– Sí, soy yo

– ¿Cómo estás apóstol Pablo?. Tengo un problema y necesito de tu ayuda.

– ¡Dime!

– Estoy decepcionado por muchas cosas en la iglesia a la que pertenezco y ando buscando una mejor ¡Me gustaría tener información sobre algunas iglesias!

– Y dime, ¿Cómo puedo ayudarte?

– Estoy pensando asistir a la iglesia de Corinto, ¿Qué tal son las cosas allí?

– Mira, en la iglesia de Corinto hay grupos (1 Cor 1:12), también hay celos, contiendas y disensiones (1 Cor 3: 3), son inmorales, fornicarios (1 Cor 5:1) y cuando tienen peleas van hasta los tribunales (1 Cor 6:1).

– ¡Ah no, mejor ahí no voy! ¿Y, qué tal la iglesia de Éfeso?

– Fue una iglesia fundada en la palabra (Hechos 19,20), pero últimamente hay muchas personas sin amor en la iglesia. (Apo 2: 4)

– ¿Sin amor? Allá ni loco voy. Creo que mejor voy a ir a Tesalónica.

– En Tesalónica hay algunos que caminan desordenadamente y no les gusta trabajar y se entrometen en lo ajeno. (2 Tes 3:11)

– Wow, increíble, que difícil Pablo, y ¿sí voy a la iglesia de Filipos?

– Filipos sería una buena opción sino fuera por esas dos hermanas que nunca se ponen de acuerdo en nada, siempre discutiendo (Fil 4: 2)

– ¿Pero por qué Apóstol Pablo no se ponen nunca de acuerdo?

– No sé muy bien, pero creo que fue por el uniforme de las mujeres y por algunos decorados en la iglesia. Una quiere de un color y la otra de otro color y así. No termina más.

– Ah, no yo para nada voy ahí. Entonces creo que me mudaré a Colosa y buscare a Dios allí.

– Mira, los colosenses tienen un problema que es doctrinal, hay herejes que quieren menospreciar a la persona del Mesías, la cosa está muy desordenada allí ya que también están haciendo cultos a los ángeles (Col 2:18)

– Todo mal entonces ¿Y qué pasa si voy a Galacia?

– En Gálatas hay creyentes que se muerden y se devoran unos a otros, casi casi se están convertirtiendo en perros(Gal 5:15) y también hay quienes satisfacen los deseos de la carne (Gal 5:16)

– Realmente la situación es difícil. Ya que también antes de hablar contigo me puse en contacto con el apóstol Juan porque pensé primero asistir a Tiatira, pero me dijo que Tiatira es una iglesia muy tolerante, tanto que han tolerado a una mujer que dice ser profetisa y que enseña la prostitución y ofrece sacrificios a ídolos (Apo 2:20) y ahí ni loco voy.

Luego pensé ir a Laodicea, pero el apóstol Juan me dijo que allí son tibios (Apo 3:16) y yo no quiero que Dios me vomite. Después pensé ir a Pérgamo, pero otra vez Juan me dijo que hay algunas doctrinas extrañas como la de Balaam. (Apo 2:14) y de los nicolaítas (Apo 2:15).

¿Sabes Apóstol Pablo? Ya pensé ir a la iglesia en Jerusalén ya que de ahí es nuestro Salvador, pero aun ahora ahí están llenos de murmuraciones y chismes (Hch 6:1) y de muchos creyentes doble cara, hasta matrimonios que se ponen de acuerdo para engañar al pastor, (Hch 5), ¿Es cierto todo ésto apóstol Pablo?

– Así es.

– ¿Y que puedo hacer Pablo?

– Es simple: La iglesia, desde el punto de vista humano, es imperfecta, pero Dios la está trabajando. ¿Has olvidado lo que le escribí a los efesios? “A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.” (Ef 5:27)

Pronto seremos la iglesia perfecta, la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos. (Heb 12:23). Entonces, te doy un consejo muuuuy importante: No busques una iglesia perfecta, busca al Señor Jesús en una iglesia que enseñe la Palabra tal como esta escrita en la bíblia.

– ¡Muy bien apóstol Pablo! No me cambiaré de iglesia por problemas de otros. Leeré más la Biblia; entiendo que mientras estemos aquí en la tierra no habrá una iglesia perfecta. Desecharé lo malo y haré mi mejor esfuerzo por perseverar, viviendo una auténtica vida cristiana y esperando a Jesús en su segunda venida. Muchas gracias por todo, me sirvieron de mucho tus consejos y sugerencias.

– ¡De nada! Recuerda esto mi amigo: “Si el enemigo te quita de una iglesia por el error de un hermano, cuando vayas a otra iglesia hará lo mismo, hasta que llegues a no congregarte más y ahí te ganó la batalla, porque llenó de ofensas tu corazón”

 

By |2018-09-05T12:12:49+00:00septiembre 5th, 2018|Vida cristiana|1 Comment

About the Author:

One Comment

  1. Greta 05/09/2018 at 17:54 - Reply

    Lindo mensaje hermano y bonita reflexión me gusto mucho…

Leave A Comment