¿No sé si te ha pasado?, pero el día que cumples años, hay una sensación diferente de la vida. Parte de cómo me he sentido, es lo que a continuación voy a enumerar, no sin antes mencionar algo importante: no es que el resto de los días no sean especiales, pero esa fecha realmente es exclusiva.

Luego de hacer mi listado, podrías hacer el tuyo. Esperemos coincidir en algunas sensaciones.

– Me siento más agradecida con Dios.

– La sensación de felicidad es plena.

– Encuentro salida a los problemas.

– Todo a mi alrededor es extraordinario.

-No me afectan las largas filas y el ruido de los autos.

-Nada me pone de mal genio.

-Me arreglo el cabello, las uñas. Me siento tan segura, que salgo a conquistar el mundo.

Sin lugar a dudas, la fecha de nuestro nacimiento tiene un gran significado, “Antes que yo te formara en el seno materno, te conocí, y antes que nacieras, te consagré”.

El creador tenía preparada esta fecha, para que sea y se sienta especial, pues el haberte formado, te hace un ser extraordinario. Por eso, el recordar y celebrarla es memorable y especial.

Esa es la razón por la que hago la siguiente pregunta ¿Qué tal si viviéramos cada día como si estuviéramos cumpliendo años?