Mi hijo ¿machista? ¡No!

“Los machistas no nacen, se hacen. Las mujeres no nacieron para ser maltratadas ni descalificadas ¿las educamos para eso?”.

Por: Ivonne Bayas

Considero no debería existir ninguna ideología basada ni en el machismo ni en el feminismo, ni ninguna ideología, en la cual el ser humano sea etiquetado por la creencia de superioridad o de inferioridad.

Es importante que se concientice sobre el daño que causa el machismo en la sociedad. El problema es que tenemos tan arraigado el machismo, que nos hemos convencido del hecho de que hombre es sinónimo de fuerza, insensibilidad, incapacidad de criar hijos, de atender las necesidades del hogar, sin derecho de producir ternura ni a recibirla, nació para trabajar, proveer, ser servido y respetado por ser del  sexo masculino, arreglar el carro  a defenderse con violencia, a jugar fútbol y a reprimir sus emociones.

El hombre en la ideología machista no aprende a comunicarse ni a dialogar, sino a dar órdenes, ser escuchado, siempre tiene razón y las demás personas grandes y pequeñas se han acostumbrado a aceptarlo aunque el esté equivocado. Por consiguiente, no puede tener el privilegio de aprender a escuchar, aprender de los otros, a aceptar que tiene talentos y dones, pero también es falible. Necesitan expresar sus emociones y conocer sus debilidades para poder recibir ayuda cuando sea necesario. Por esta razón sufren de depresión, frustración, ira, las mismas  que podrían generar  violencia intrafamiliar, misoginia, homofobia y su autoestima no se desarrolla de manera auténtica, porque la asume por sentirse superior que las mujeres.

El hombre no habita en una isla, necesita de las mujeres y de los pequeños, como ellos lo necesitan a él. El hombre necesita expresarse, demostrar sus miedos, explorar sus gustos por la música, el arte, sin ser etiquetado.

Necesita aprender que cada ser humano es único e irrepetible y son los valores, como el amor, el respeto, la fidelidad, la honestidad, la humildad, lo que lo engrandece. El hombre, no tiene la obligación de ser el macho, jefe dominante, patriarca, que debe ver a la mujer como un ser inferior, que produce esa creencia errónea y destructiva en la sociedad, negándose a aceptar que el varón y la mujer son personas distintas pero iguales con sentimientos, necesidades y deseos.

El machismo ha causado solo destrucción del amor de la familia, dolor, trastornos mentales, adicciones, daños sicológicos y muerte.

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.  Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven”.

Génesis 1:26-28

By |2018-07-17T11:45:25+00:00julio 17th, 2018|Uncategorized|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment